3711 H copia

 

Galería Viki Blanco inaugura el próximo viernes 13 a las 20 horas la colectiva “Cámara, ¡acción!” en colaboración con el Festival de Cine Internacional de Gijón.

El cine, el séptimo arte, al igual que las artes plásticas es una ventana al mundo. Es lenguaje, lenguaje vivo.

Las películas siempre han dejado huella, las escenas, los lugares, y las frases. Una escena, un actor, una banda sonora, marcan un periodo de nuestra época, y nos transportan a un pasado, a una sensación personal unida a nuestra historia.

La idea de las artes como espacios autónomos, puros y autosuficientes se ha quebrado, dando paso a que las disciplinas artísticas confluyan; el cine, la pintura, la escultura, la fotografía, se convierten en medios mixtos. Al romper la línea divisoria entre las artes, éstas se nutren entre ellas, utilizando herramientas y reflexiones propias de otras ramas para enriquecer su desarrollo.

Las relaciones existentes entre el cine y las artes plásticas durante las primeras décadas del siglo XX son una de las señas de identidad de un periodo artístico protagonizado por los movimientos de vanguardias.

Fotografía y cine se unen a pintura y escultura en el maremagno de creatividad y experimentación que vivió el arte al calor de las vanguardias históricas.

Pese a ser numerosas y evidentes las influencias que el cine recibió de las artes plásticas en esas primeras décadas del siglo, lo que aborda esta exposición es evidenciar su inversa, las influencias del medio cinematográfico en las artes plásticas a nivel formal, expresivo o iconográfico, influencias especialmente significativas en la pintura.

Cine español, independiente, de terror y actores y directores aparecen en estas obras realizadas por artistas con búsquedas estéticas e influencias muy diversas.